lunes, 28 de noviembre de 2011

Si esto es un sueño, ¡quiero despertar cuánto antes!

Allí estaba junto  a Marco, mi mejor amigo, bueno... más que mejor amigo, mi novio. Estábamos en un bar que está de moda, había gente de todo tipo, joven, adulta, borrachos etc.
Marco, no es que digamos que es un chico romántico... Es todo lo contrario a lo que una chica desearía tener, él era uno de los populares de mi instituto (claro, como no...) y bueno, desde que tuvimos una pequeña discusión, todo a ido a peor, cada vez que intentamos estar como antes tiene que haber un jodido obstáculo que lo impide y esta vez... Apareció ella.
-Mira, allí está tu querida amiguita, ve a saludarla, sé que lo estás deseando...
Eso a Marco le jodio muchísimo, su "querida amiga" es una de las zorras con las que me puso los cuernos.
-Vamos Érica, no seas ridícula, no empieces otra vez con el mismo tema...
-¿Qué no sea ridícula? Por favor, ¿qué tal te sentaría a ti que te hiciera lo que tú me hiciste, eh? Claro, pero aquí como uno si lo hace es un machote, y otra si lo hace es una guarra...
Marco, le importó una mierda lo que yo sintiera en ese momento, estaba tan ocupado en la zorra esa, mirándola de arriba a bajo, pensando comentarios obscenos... No le reconocía, él antes no era así... Me sentía como una mierda, esto se tenía que acabar, no podía seguir con esta tortura, así que, cogí la chaqueta y me fuí.
-Adiós, Marco..
Él ni se inmutó... 
Salí por la puerta de aquel local, crucé la calle... Y allí le vi, me quedé como una tonta mirándole, era él, el chico que me gustaba, estaba con un amigo en la puerta de su casa, yo tan feliz, me dirigí donde él estaba, pasé por enfrente, y me saludó... ¡Joder! no sabía que decir ni que hacer en ese momento, solo actué..
-Hola Roberto, ¿qué tal? 
-Hola Érica, muy bien.
Le eché una sonrisilla, y seguí para alante.
Empecé a notar algo raro, como si alguien me siguiera, miré para atrás, no vi a nadie... "será mi imaginación.." pensé, seguí para adelante, y oía otra vez, pasos detrás de mí, me giré y allí estaban, Roberto y su amigo... No entendía que pasaba, no entendía por qué me seguían...
Empecé a sentir algo extraño dentro de mí, me miraban raro, empecé a preguntar y no obtenía respuesta... 
Solo oía su voz... "¡Érica, Érica, despierta, vámos!...

1 comentario:

  1. Muajajaj! ME ENCANTA, ¿lo sabías? :) SIGUIENTE :D
    Un beeeessin! (:

    ResponderEliminar